Aerodiana | Sobrevolar las líneas de Nazca
15676
post-template-default,single,single-post,postid-15676,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,show_loading_animation,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Sobrevolar las líneas de Nazca

Sobrevolar las líneas de Nazca

Nosotros llegamos a Nazca en bus desde Cusco, en un trayecto de 14 horas y media con algún que otro percance debido a una huelga que retrasó la salida de todos los buses. Pensábamos que no íbamos a llegar a nuestro vuelo pero finalmente lo conseguimos. Desde la terminal donde nos dejó el bus tomamos un taxi (4 soles) que nos llevó hasta el Aeropuerto María Reiche que se utiliza principalmente para el turismo en las líneas de Nazca.

En el aeropuerto no hay más que una sala muy pequeña llena de mostradores de todas las compañías que realizan los “sobrevuelos”. Nosotros escogimos volar con Aerodiana, una compañía de la que habíamos leído muy buenas referencias y que habíamos contactado unas semanas antes para consultar las posibilidades de volar con ellos. Su trato desde el primer momento fue excepcional, rápido y cercano. Renzo Frassinetti, uno de sus promotores de ventas, además de gestionar con eficiencia nuestra reserva, nos transmitió mucha confianza, con lo que llegamos al aeropuerto realmente motivados para vivir esta experiencia.

Nada más llegar, nos dirigimos a su mostrador de facturación, el más grande de la sala, y presentamos nuestros pasaportes, imprescindibles como en cualquier aeropuerto convencional. El personal nos entregó las tarjetas de embarque y guardó nuestras mochilas sin ningún coste extra. Al avión únicamente se puede subir un bolso pequeño y la cámara de fotos. A continuación nos fuimos a pagar las tasas TUA del aeródromo (25 soles/persona).

Mientras esperábamos nuestra hora para embarcar estuvimos viendo un documental de National Geographic sobre las líneas de Nazca que se proyectaba en la sala de espera. Muy interesante y recomendable para adentrarse en la historia del lugar antes de visitarlo.

Aunque los aviones de Aerodiana son más grandes que el resto de compañías y más estables en el aire, no nos la jugamos y nos tomamos la píldora mágica: Biodramina (en concreto, un Dramin que habíamos comprado en Brasil para una excursión en barco).

Subimos a nuestro avión con un grupo de franceses donde tuvimos la suerte de estar sentados en primera fila, justo detrás de los pilotos. Nos pusimos los cinturones y 3, 2,1… fuuummm… ¡a volar!

Allí estábamos Patri y yo volando sobre el desierto en el artefacto más pequeño que habíamos estado nunca tal cual Indiana Jones y Sean Connery XD.

A medida que nos acercamos a las líneas el copiloto iba indicando dónde se encontraban y señalándolas con la mano. El avión se ponía a casi 90° del suelo para mostrarlas a un lado del avión y a continuación volvía a pasar sobre ellas pero girando el avión hacía el otro sentido para que los asientos del otro lado también las vieran.
Al principio nos costó distinguir las líneas sobre el terreno, tuvimos que entrenar la vista. Uno se espera verlas del tamaño que se muestran en las postales, pero a menos que vuestros ojos tengan zoom, los míos por ahora no lo tienen, se ven mucho más pequeñas. La otra dificultad se encuentra en que el terreno no lo pone nada fácil, no es liso, las figuras se mezclan entre cientos de líneas y figuras geométricas.

Nuestro sobrevuelo incluía el circuito clásico en el cual se muestran 12 “geoglifos” durante los 30 minutos que dura el vuelo: 1. Ballena, 2. Trapezoides, 3. Astronauta, 4. Mono, 5. Perro, 6. Colibrí, 7. Cóndor, 8. Araña, 9. Alcatraz/ Flamingo, 10. Loro, 11. Las manos, 12. El árbol.

El astronauta o extraterrestre, La araña, El colibrí El árbol y las manos, El cóndor

Acabamos el vuelo con mi estómago pidiendo pista. Querer fotografiar, grabar con la GoPro y mirar por los dos lados del avión fue demasiado para mi cuerpo. Por suerte en 5 minutos estábamos en suelo firme y todo se puso en su lugar. A pesar de todo, la experiencia fue única y enigmática…

Información práctica

Compañía: Aerodiana
Duración: 30 minutos
Precio sobrevuelo “circuito clásico”: US $ 106.00/persona

Nota: Todos los precios de este artículo están en soles en el cambio de ese momento que era s/1 – 0,29€

Webmaster